Una enfermedad que se ha estado presentando con considerable frecuencia en los perros es la filariosis canina, y por esta misma razón es necesario tener conocimiento sobre dicha enfermedad para saber así cómo evitarla y en caso tal de que la mascota ya la padezca, cómo tratarla. Entonces, ¿qué es la filariasis? en este post del veterinario de Coslada os explicamos un poco sobre esta enfermedad de los perros. La filaria canina es una enfermedad parasitaria grave en perros, es causada por un parásito de mosquito que se alimenta de sangre (Dirofilaria immitis) que ingresa a la arteria pulmonar y al corazón de un perro, causando problemas cardiovasculares y respiratorios crónicos. De una manera más sencilla, la filariosis trata de una lombriz cardíaca, la cual es una lombriz parasitaria que se transmite de un huésped a otro a través de los mosquitos. El gusano del corazón es un tipo de gusano con forma de hilo, y es el causante de la filaria perros. El huésped definitivo es el perro en sí, pero también puede infectar a los gatos y, en circunstancias muy raras, a los humanos.

filariosis caninaLa filaria canina es peligrosa y requiere tratamiento inmediato por un veterinario. El tratamiento  de la filariasis perros inicialmente consistía en matar parásitos mediante un compuesto de arsénico venenoso o eliminar quirúrgicamente los parásitos, los cuales causan una gran carga para los perros y sus dueños. Más tarde, Satoshi Omura descubrió la Ivermectina, la cual es un antibiótico macrólido y posibilita un método de prevención para esta enfermedad. Aun así, esta enfermedad continúa siendo de alta gravedad.

Síntomas de la filariosis en perros

Los perros a menudo no muestran signos de infección por gusanos del corazón durante los seis meses anteriores a la maduración de los gusanos, y las pruebas de diagnóstico actuales para detectar la presencia de microfilarias o antígenos no pueden detectar infecciones tempranas por lo que la filariosis canina síntomas no son notables. En raras ocasiones, las larvas migratorias del gusano del corazón se ‘pierden’ y terminan en sitios inusuales, como el ojo, el cerebro, una arteria e inclusive en ocasiones se pueden observar a gusanos en la piel de los perros; en estas circunstancias sí se presentan síntomas inusuales como ceguera, convulsiones y cojera, pero normalmente, hasta que las larvas no estén maduras y se conserven dentro del corazón, no producen síntomas ni signos de enfermedad.

Muchos perros muestran poca o ninguna señal de infecciones, hasta el punto de que continúan así después de que los gusanos se convierten en adultos, por lo que tampoco se pueden evidenciar larvas en otros lugares del cuerpo, tal como los perros con gusanos en la piel. Estos animales generalmente tienen solo una infección leve y viven un estilo de vida bastante sedentario, con algunas dosis de Guardián Filaria debería bastar para tratar la enfermedad. Sin embargo, los perros activos y aquellos con infecciones más graves pueden mostrar los signos clásicos de la enfermedad del parásito del corazón, Los primeros signos incluyen tos, especialmente al hacer ejercicio. En los casos más avanzados donde muchos gusanos adultos se han acumulado en el corazón sin tratamiento, los signos progresan a una pérdida de peso severa, desmayos, tos con sangre, y finalmente, insuficiencia cardíaca congestiva.

Tratamiento contra la filariasis

Filariasis canina prevención

Los medicamentos preventivos de la filariosis son altamente efectivos y protegen a más del 99% de los perros y gatos del gusano del corazón. La mayoría de los casos de filaria en perros son consecuencia de la falta de administración adecuada de los medicamentos durante los períodos de transmisión estacionales. En regiones tropicales y otras donde la temperatura es constantemente superior a 14 °C durante todo el año, se recomienda un programa de prevención continuo.

La Ivermectina, incluso con lapsos de hasta cuatro meses entre dosis, aún proporciona un 95% de protección contra los gusanos adultos. Este período se llama efecto de alcance. Las pruebas anuales de parásitos del corazón son muy recomendables para los dueños de mascotas que eligen usar lapsos prolongados de dosificación. Es elemental que se procure prevenir esta enfermedad ya que la misma afecta en gran medida a los perros, y adicionalmente se puede propagar a otros animales como los gatos, aunque en estos la diferencia es que la cantidad de parásitos no aumenta tanto como en los perros, y rara vez conduce a una condición crítica. El recuento de este parásito puede ser bajo en los gastos, en casos raros puede empeorar y provocar la muerte súbita. No obstante, sea cual sea la mascota que tengas, la prevención de esta enfermedad no debe pasarse por alto.

¿Existe vacuna o Tratamiento contra la filariasis?

FilariasisCuando un perro padece de filaria, se debe evaluar la función de su corazón, el hígado y los riñones para así determinar los riesgos de la filariasis y su tratamiento. Por lo general, los gusanos se matan con un compuesto a base de arsénico, por lo que se puede utilizar Ivermectina líquida o en pastillas para la filaria en perros; por lo general la más recomendable es la vacuna filaria. Con este fármaco se matan los gusanos adultos del corazón y los vasos adyacentes. Cuando se opta por su versión inyectada, la Ivermectina deberá ser administrada en una serie de inyecciones, tu veterinario determinará el programa de inyección específico de acuerdo con la condición de tu perro. La mayoría de los perros reciben una inyección inicial, seguida de un período de descanso de 30 días y luego dos inyecciones más que se administrar con 24 horas de diferencia.

El descanso completo es esencial después del tratamiento filaria perros. Los gusanos adultos mueren en pocos días y comienzan a descomponerse. A medida que se rompen, son transportados a los pulmones, donde se alojan en los pequeños vasos sanguíneos y finalmente son reabsorbidos por el cuerpo. Esta reabsorción puede tomar varias semanas o meses, y la mayoría de las complicaciones posteriores al tratamiento filaria son causadas por estos fragmentos de gusanos del corazón muertos. Este puede ser un período peligroso, por lo que es absolutamente esencial que el perro se mantenga lo más tranquilo posible y no se le permita hacer ejercicio durante un mes después de la inyección final del tratamiento contra el parásito del corazón. Cabe mencionar que el precio tratamiento filaria canina tiende a ser elevado, motivo por el cual además de prevenir esta enfermedad por la salud de la mascota, también se debe prevenir para evitar gastos adicionales.