Continuamos con la segunda parte sobre como estimular a nuestras mascotas a través del dermomasaje, ver parte primera.

Contienen y transmiten información de una célula  a otra y envían información a través del sistema nervioso. Excitan, inhiben o regulan la actividad de las neuronas.Afectan a partes del cerebro, que a su vez afectan al comportamiento del perro.Se sintetizan a partir de sustancias precursoras, algunas producidas por el cuerpo y otras obtenidas en la dieta.Neurotransmisores importantes: dopamina, serotonina, (glutamato y ácido gamma-amino-butírico (GABA): estabilidad mental)

 Dopamina:

Está involucrada en la coordinación motora, la atención, el refuerzo y el tiempo de reacción. Una deficiencia puede provocar incapacidad de aprendizaje, irritabilidad, ansiedad y disminución de las endorfinas (analgésicos naturales del perro)Afecta al centro del placer del cerebro, su carencia puede llevar  a una falta de capacidad disfrutar de la vida, una disminución de sentimientos positivos.Un exceso: agitación, hiperactividad. El masaje incrementa los niveles de dopamina.

Serotonina:

Regula el humor, el dolor, los ciclos del sueño y vigilia. Niveles bajos producen: ansiedad, obsesión, dificultad de aprendizaje, impulsividad y agresividad.Si un perro tiene bajos niveles de serotonina, se frustra, se enfada o tiene mido y tiene muchas posibilidades de que no sea capaz de inhibir una respuesta agresiva. Es importante mantener un nivel estable y apropiado de serotonina para tener un control adecuado de los impulsos y reducir la agresividad. El masaje aumenta el nivel de serotonina.

Endorfinas:

Son opiaceos endógenos, son modificadores del estado de ánimo, estimulan los centros de placer del cerebro, facilitan la saciedad y modulan el dolor (efectos analgésicos), reducen el estrés., euforizante natural. Se producen en la hipófisis.Es también el neurotransmisor que ayuda a los osos y otros animales a hibernar. Las endorfinas tienen una vida muy corta ya que son eliminadas por determinadas enzimas que produce el organismo. El masaje aumenta los niveles disponibles de estas suntancias. Escuchar música melodiosa libera endorfinas (es una experiencia sensorial agradable), el contacto con la naturaleza y la leche materna también tiene endorfinas. El cerebro aumenta la producción de endorfinas cuando las terminaciones nerviosas del cuerpo se estimulan al sentir cerca otro cuerpo que le “quiere.”El cuerpo también elabora endorfinas cuando el sentido del olfato se halla estimulado por aromas que resultan agradables. La comida sabrosa también estimula la producción de endorfinas. El placer que produce el masaje no es el resultado del masaje mismo sino de la generación de endorfinas que éste provoca.Las endorfinas tienen encomendada la importante labor de conectar con el bienestar.

 Neurotransmisores y hormonas implicados en el dermomasaje

Importancia del contacto físico:

Interactuar con el perro influye positivamente en su respuesta física y psicológica al dolor. Investigaciones llevadas a cabo en la década de los 60 por el doctor James J. Lynch, autor del libro “El corazón roto, consecuencias médicas de la soledad”., nos da algunas claves del porqué. En un artículo titulado “El efecto de las caricias en una respuesta emocional típicamente condicionada”. El masaje equilibra los niveles de serotonina, dopamina y endorfinas, que a su vez facilitan la producción de “células asesinas” naturales del sistema inmunitario y regulan el estado de ánimo.

El sistema endocrino:

El sistema nervioso trabaja en estrecha relación con el SE, responsable de la coordinación fisiológica del cuerpo.Está formado por varias glándulas (pituitaria, páncreas, timo, suprarrenal, tiroides, gónadas,…) que secretan hormonas bajo la supervisión del hipotálamo que pasan directamente al flujo sanguíneo llevándolas a todos los tejidos del cuerpo y conectándose a los receptores específicos de los órganos que las requieran, y aunque va a todos, sólo afectará a ese órgano.

La principal función del SE es el control homeostático de las secreciones químicas que se producen en el cuerpo, liberando hormonas cuando son necesarias y deteniendo su producción cuando ya no son requeridas. El hipotálamo envía señales a la glándula pituitaria (o hipófisis), ésta segrega varias hormonas que estimulan a las otras glándulas endocrinas para que secreten sus hormonas. Es laUna de las hormonas más importantes secretadas por la glándula pituitaria es la adrenocorticotropina ACTH, que estimula la corteza adrenal para que produzca cortisol, involucrada en la respuesta de estrés. La porción endocrina del páncreas libera la hormona insulina, implicada en la digestión y absorción de glucosa. La producción de insulina influye en el acceso de los neurotransmisores al cerebro al eliminar algunos neurotransmisores competidores y liberar el triptófano almacenado.

Adrenalina y noradrenalina (epinefrina/noraepinefrina):

Se producen en las glándulas suprarrenales. La adrenalina interactúa con l SNAS para ayudar al cuerpo para preparase a situaciones de emergencia. Se libera en la coriente sanguin ea cuando el animal se asusta (estrés agudo): al corazón late más rápido, el flujo sanguíneo se altera desviandos hacia los músculos, aumenta glucosa en sangre, midriasis, etc.La noradrenalina es la responsable del nivel de energia en el perro, entre otras cosas. Si la nA disminuye el cuerpo bloquea el gasto de energía. En un perro el estado letárgico y la depresión pueden ser síntomas de inhibición o reducción de NA. La disminución de Na está relacionada con la indefensión aprendida y la depresión.La presencia de un nivel alto de NA está asociada con la agresividad, alerta excesiva, impulsividad y excitabilidad.Las experiencias traumáticas y el estrés prolongado llevan a la disminución de NA.El masaje tiene un efecto regulador en la adrenalina y noradrenalina

 Cortisol: “hormona del estrés

Se sintetiza en la corteza adrenal y se segrega en pequeñas cantidades a lo largo del día. En momentos de estrés se segregan grandes cantidades  de cortisol para preparar al animal a enfrentarse a desafíos y amenazas.Incrementa la presión sanguínea, la concentración de glucosa y la producción de glucógeno en el hígado, todo ello para preparar al animal para el esfuerzo físico.El cortisol inhibe el sistema inmunitario y el proceso de formación de huesos.La exposición al cortisol por un periodo breve de tiempo promueve el almacenamiento de recuerdos, lo que ayuda al animal a recordar las circunstancias que rodearon a una situación de intensidad importante. De ahí, que el cortisol sea problemático en el desarrollo y tratamiento de fobias y comportamientos agresivos.La exposición al cortisol en un tratamiento largo tiende a dañar las células del hipocampo y de ahí a perjudicar el proceso de aprendizaje. Debemos reducir el estrés para que las técnicas de modificación del comportamiento influyan en el aprendizaje del perro.El masaje reduce los niveles de cortisol.

 Oxitocina: “hormona del amor”

Refuerza las relaciones afectivas y las conductas afiliativas. De esta manera, el acto de tocar o abrazar a un animal, puede aumentar las tendencias afiliativas de éste, además mejora el vínculo afectivo.La expulsión de los fetos a través del cuello del uterino desencadena la liberación de oxitocina, desencadenándose así la conducta maternal y sería también responsable de la atracción que ejerce el líquido amniotico sobre la hembra tras el parto.Grooming social: acercamiento muy familiar al animal a través del masaje.El masaje tiende a incrementar los niveles disponibles de oxitocina.

 Somatrotopina o GH:

Promueve la división celular y la reparación de tejidos y regeneración en adultos. Es necesaria para la curación y es más activa durante el sueño. El masaje aumenta su disponibilidad de manera indirecta al facilitar el  sueño y disminuir los niveles de cortisol.

Neuroquímica del placer:

DOPAMINAEl cerebro utiliza la dopamina como vía del placer y cuando ésta se queda sin dopamina puede dar lugar a la anhedonia o disforia.Esta proyección dopaminérgica comienza ne una región profunda del cerebro llamada tegmentum ventral. Después se proyecta hacia el nucleus accumbens , y luego a su vez, continua a otra serie de lugares, entre ellos el cortex.Estudios realizados por Wolfram Schultz, demostraron que el placer está en la anticipación de una recompensa, en la fase apetitiva (fase en la que empieza la recompensa: fase consumatoria), es decir, el placer tiene más que ver con el apetito que con la saciedad.Cuando en el contexto existe un factor sorpresa, es decir, no siempre aparece la recompensa, hay una mayor liberación de dopamina, de ahí que el reforzamiento intermitente sea tan eficaz.

Los glucocorticoides activarán la liberación de dopamina desde las vías del placer., pero, ¿cuál es la pauta de la exposición a los glucocorticoides que maximiza la liberación e dopamina?, esta será una subida moderara que no dure mucho tiempo, una exposición prolongada producirá la disminución de dopamina, disforia y depresión, como ya hemos visto. Así que la liberación de glucocorticoides ha de ser moderada y transitoria. Una activación transitoria de la amígdala también libera dopamina. Si a la subida de glucocorticoides le asociamos la activación de concomitante del SNSi, también estaremos reforzando la liberación de glucosa y oxigeno al cerebro. Nos sentiremos concentrados, alerta, vivos, motivados, anticipatorios. Este estrés transitorio es lo que se llama “estimulación”. A través del D.E.B.A podemos aumentar los niveles, no sólo de endorfinas y otros neurotransmisores, sino también de serotonina y DOPAMINA, así como disminuir el nivel de glucocorticoides,  de ahí el secreto de su efecto placentero….