“Especialista veterinario” es un título oficial expedido por el Ministerio de Agricultura, reconocido por el Consejo Nacional de Especialidades Veterinarias y la Orden de Veterinarios. Un veterinario especialista es un veterinario que, después de sus estudios clásicos, ha seguido una formación específica y exhaustiva durante 3 años más en una disciplina específica (cirugía, medicina interna, diagnóstico por imágenes, oftalmología, etc.). Esta formación va seguida de un examen difícil.

canMientras que en España existen varios itinerarios, la formación de referencia es ahora la del diploma europeo, bajo la responsabilidad de la Oficina Europea de Especialidades Veterinarias (EBVS : ebvs.eu). Es el único curso de formación que tiene reconocimiento internacional y requiere que el especialista se someta a una reevaluación cada 5 años. Le da derecho al título de veterinario especialista europeo y francés (según las especialidades).

¿Cuándo y por qué acudir a un veterinario especialista?

Al inicio de sus estudios, el veterinario es entrenado para tratar diferentes especies animales (bovinos, ovinos, equinos, mascotas,…) en áreas rurales y urbanas. Dada la multiplicidad de disciplinas y especies, la evolución de los conocimientos médicos y quirúrgicos, el veterinario (al igual que el médico generalista) ya no puede hacerlo todo y saberlo todo.

La medicina veterinaria moderna se considera ahora como una cadena coherente de cuidados. Su veterinario, ante una situación delicada, puede desear completar y profundizar el proceso de diagnóstico consultando a un veterinario especialista para limitar cualquier pérdida de oportunidad y en beneficio de su animal. Tan pronto como este último haya realizado las investigaciones o los cuidados necesarios, le aconsejará que vuelva con su veterinario que, mejor que nadie, conoce a su acompañante.

dientes de tiburónComo en muchas profesiones, existen todo tipo de cursos de formación (CES, CEAV, cursos, etc.) en diferentes disciplinas de la medicina veterinaria de calidad y duración variable, con o sin titulación (oficial o no oficial), Están destinados a actualizar (en pocas horas o en pocos días) los conocimientos en un campo, pero ninguno da acceso al título de veterinario especialista.

Lo mismo ocurre con ciertas modalidades de práctica que no deben confundirse con la especialización: por ejemplo, algunos de los llamados veterinarios “ambulantes” pueden realizar cirugías (o ecografías, dermatología, etc.) pasando de una práctica a otra, pero sin el título de especialista veterinario quirúrgico (en imagenología, dermatología, etc.).